Teck estima que QB2 comenzará a producir el segundo semestre de 2022 – Puntominero

Teck estima que QB2 comenzará a producir el segundo semestre de 2022

Mina Llurimagua: El proyecto clave que Codelco busca destrabar para su internacionalización
abril 13, 2021
Guillermo Lasso, el banquero que llega a darle protagonismo al empresariado de Ecuador
abril 14, 2021

Teck estima que QB2 comenzará a producir el segundo semestre de 2022

“Quebrada Blanca 2 es uno de los recursos de cobre sin desarrollar más grandes del mundo. Duplicará nuestra producción consolidada de cobre”, aseguró Shehzad Bharmal, vicepresidente senior de metales base en América del Norte y Perú de Teck Resources.

El impacto de la pandemia en la industria minera centró el interés de los expositores que fueron parte de la Conferencia Mundial del Cobre, CRU, evento que forma parte de la Cesco Week Santiago 2021.

En el encuentro internacional, Shehzad Bharmal, vicepresidente senior de metales base en América del Norte y Perú de Teck Resources, señaló que “el Covid-19 ha tenido un impacto sin precedentes en la industria minera desde una perspectiva de suministros. Muchas operaciones tuvieron que cerrar temporalmente debido al Covid-19, al tiempo que muchas otras tuvieron que operar durante períodos prolongados con empleados y mano de obras reducidos. Esto provocó un aumento en las interrupciones de producción en toda la industria”.

“Las interrupciones típicas de la producción promedio anual son alrededor del 5%, y estas son causadas por una variedad de factores como conflictos laborales, confiabilidad del equipo o cuestiones sociales, entre otras. Sin embargo, para 2020 nuestra estimación de la interrupción de la producción superó el 7,2%, lo que equivale a 1,4 millones de toneladas de cobre que se vieron afectadas. Esta situación también continúa en 2021, donde la tasa de interrupciones supera el 6% en este momento, en los primeros tres meses del año”, agregó el ejecutivo.

Además de resaltar que “estos impactos se han sentido en todo el mundo y creo que veremos efectos secundarios en 2022 y quizás también en años futuros. Existen buenas razones para ello, por ejemplo, los planes y protocolos de mitigación del Covid-19 tuvieron un impacto adverso en la productividad”.

Retos en el desarrollo minero

En su intervención, Shehzad Bharmal manifestó que “si bien 2020 fue un año desafiante, la demanda de cobre se mantuvo relativamente fuerte, pero hay varios proyectos que entrarán en funcionamiento durante el próximo año o dos, como nuestro proyecto QB2, Quellaveco, Spence, expansión El Teniente, y Kamoa, entre otros. Estos compensarán el mayor nivel de interrupciones que hemos visto a corto plazo, pero el escenario de oferta parece bastante limitado a mediano plazo”.

Al respecto, indicó que “hemos visto años de poca inversión en el desarrollo de la próxima ola de proyectos de cobre después de que pase esta ola de proyectos que están en construcción”

A lo que se suma el hecho que “el tiempo promedio para llevar los proyectos de cobre al mercado ha aumentado a más de 11 años y sigue creciendo”, debido a factores como los procesos de relacionamiento comunitario, los procesos de participación y consulta. Además de que “los cronogramas de permisos tampoco se están acortando, a pesar de los esfuerzos de los reguladores en muchas jurisdicciones para agilizar los procesos de permisos”.

“Sin duda, estos factores conducirán a plazos de desarrollos de proyectos más prolongados y costos más altos”, indicó.

Por otra parte, “la intensidad de capital requerida para la minería del cobre continúa ejerciendo una presión alcista significativa. Generalmente, la disminución de las leyes de mineral resulta en costos más altos para el mismo volumen de producción, y las leyes continuarán bajando en la mayoría de las jurisdicciones”.

“A pesar de la liquidez financiera global en general, hay escasez de capital disponible para comprometerse con nuevos proyectos totalmente nuevos de tamaño y escala, ya sean expectativas de rendimiento de las inversiones o decisiones de asignación de capital de las empresas mineras. No obstante, estoy seguro de que el cobre de US$4 tendrá un impacto en este espacio y eventualmente se atraerá dinero, pero llevará más tiempo y seguirá siendo escaso”, proyectó.

De igual forma, mencionó que se visualiza “un cambio estructural en la demanda de cobre, debido a la transición global hacia una economía baja en carbono y los futuros esfuerzos de mitigación del clima, incluida la eliminación gradual de los motores de combustión interna y el crecimiento de la energía renovable. El cobre juega un papel clave en este futuro. Como resultados, esperamos que la demanda de cobre se duplique de aquí a 2050. Es un componente vital en todo, desde la generación de energía renovable hasta los vehículos híbridos y los teléfonos inteligentes”.

Portafolio de proyectos

“Creemos que somos una de las empresas mejor posicionadas a nivel mundial para capitalizar el fuerte crecimiento de la demanda que vemos para los metales verdes, particularmente el cobre. El proyecto QB2 es uno de los recursos de cobre sin desarrollar más grandes del mundo. Duplicará nuestra producción consolidada de cobre y anticipamos la primera producción en la segunda mitad de 2022. Se espera que QB2 tenga costos operativos bajos y una vida útil inicial de la mina de 28 años, aunque tiene un potencial significativo de crecimiento futuro”, indicó Shehzad Bharmal en el marco de la Conferencia Mundial del Cobre.

En esa línea, aseguró que “esto nos convertirá en un importante productor de cobre en el mundo y nos dará un perfil de crecimiento de la producción de cobre más alto que cualquiera de nuestros pares. Más importante aún, tenemos uno de los mejores perfiles de crecimiento de la producción de cobre en la industria, y estos están ubicados en jurisdicciones muy atractivas. Estos proyectos de cobre se han cultivado y avanzado durante un largo período de tiempo, incluyen QB3, Nueva Unión en Chile, San Nicolás en México, Galore Creek en Canadá y Zafranal en Perú”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =